Blog
Martes, 24 de octubre del 2017.
Venir a visitar Sanlúcar de Barrameda es sinónimo de multitud de opciones turísticas, culturales y gastronómicas. Pero ver el Castillo de Santiago es una de esas citas imperdibles. Además, lo mejor es visitar este lugar teniendo algunas nociones de cómo es y de su historia. ¿Preparado para tomar notas? ¡Aquí te contamos todo sobre este monumento!
Un poco de historia

Construido en el noreste de la antigua ciudadela de Sanlúcar, al borde de la barranca que divide el municipio, el Castillo de Santiago data de 1477. Fue mandado construir por la Casa de Medina Sidonia, siendo patrones de esta construcción el VII Señor de Sanlúcar, Enrique Pérez de Guzmán y Meneses, apodado “El Magnífico”.

Se considera que es de estilo gótico tardío, y tiene planta cuadrangular con varias torres distribuidas en torno al patio central, también llamado patio de armas. En la esquina noreste encontramos el aula maior y la torre del homenaje, con planta hexagonal. Esta última está construida a imagen y semejanza de la torre homónima del castillo de Tarifa, edificada por el que fuera primer Señor de Sanlúcar, Guzmán el Bueno.
Así, desde la zona alta de la ciudad, se cree que su función era defender la ribera y la desembocadura del Guadalquivir desde su posición en la zona limítrofe de la ciudad en aquel momento. 

Es en 1645 cuando pasa a ser propiedad de la Corona española, momento en el que se construye una serie de galerías subterráneas que unen el castillo con el Palacio Ducal y que, evidentemente, suponían una vía de escape. No es hasta 1932 que se cede al Ayuntamiento de Sanlúcar y tras las restauraciones de 2003 está completamente abierto al público y es un espacio más de celebraciones sociales y culturales. 

¿Qué es lo más relevante del castillo?

Cuando visites el Castillo de Santiago fíjate en todos sus detalles, pero hay algunos que tienen su historia detrás. Por ejemplo, si te fijas en el exterior verás que la barbacana que defiende la torre hexagonal tuvo, en su día, un foso defensivo que servía como defensa en los flancos donde no hay barranco. 



Por otro lado, la puerta principal era la misma que podemos ver hoy en día, pero con bastantes modificaciones. Para empezar, tenía un puente levadizo: aún hoy en día podemos ver los dos huecos por los que salían las cadenas. Sobre la puerta existía una imagen de Santiago Apóstol (de ahí el nombre del castillo). Además, la entrada al recinto interior estaba en un costado: de este modo si se sufría un asedio era más fácil de defender. 

Esta segunda puerta de acceso era llamada “de rastrillo de hierro”, por el tipo de defensa que tenía. Al ser interior ya contaba con elementos decorativos, concretamente los escudos de los fundadores: los Guzmán y los Mendoza. Se cree que desde el balcón que hay sobre esta puerta se defenderían los asedios vertiendo aceite hirviendo sobre los atacantes. 

Sin duda, visitar el Castillo de Santiago y buscar los pequeños detalles son una forma de trasladarnos en la historia y vivir un Sanlúcar diferente y algo mágico. ¿Y tú? ¿Has estado ya en el castillo?
Insertar comentario
Nombre
Comentario
Código
Social Barrameda
Síganos en las redes sociales:
Facebook
Google+
Twitter

Hotel Barrameda, Calle Ancha, 10.

Sanlúcar de Barrameda, 11540

Cádiz. España

Tel: +34 956 385 878

Fax: +34 956 385 879

info@hotelbarrameda.com

Skype: hotelbarrameda

- Agréganos a tus favoritos

- Aviso legal

© 2017 Hotel Barrameda.
Diseño y alojamiento por 75 Proyectos Creativos S.L.